Beber mucho agua, una de las recomendaciones nutricionales para combatir el Covid-19

Beber mucho agua, una de las recomendaciones nutricionales para combatir el Covid-19

A este virus, como al de la gripe, le gusta la glucosa, por eso se recomienda beber entre litro y medio y dos litros al día aunque no tengan realmente sensación de sed

Beber mucho agua, una de las recomendaciones nutricionales para combatir el Covid-19
JANA SABETH ON UNSPLASH
José Enrique Campillo
JOSÉ ENRIQUE CAMPILLO

Solo con medidas nutricionales y modificando nuestra manera de comer no se puede curar la infección por coronavirus o por otros virus potencialmente mortales como el de la gripe. Pero es cierto que el introducir en nuestro organismo algunos nutrientes esenciales puede ayudar a reducir el riesgo de contraer una infección y que las consecuencias patológicas, si la infección ocurre, sean más leves.

Así existen estudios serios respecto al déficit de vitaminas D y C, deficiencias de grasas omega 3 y de algunos minerales como el cinc, entre otros, en la susceptibilidad a infectarse por el coronavirus y en la gravedad del proceso. Esto siempre es una cuestión estadística. Por mucha vitamina D que uno tome (ojo, el exceso es tóxico), si no se siguen las normas básicas de protección acabará infectado.

Dada la repercusión global del problema, las sociedades profesionales españolas relacionadas con la nutrición y la salud han consensuado algunas normas básicas que debe seguir la población española en general y en especial los pacientes que sufren versiones leves de la infección y que la pasan sin salir de sus propios domicilios.

-Es importante mantener una buena hidratación. Beber toda la cantidad de agua que se quiera solo a demanda de la sed que se sienta. Las personas de edad avanzada deben programar el beber entre litro y medio y dos litros al día aunque no tengan realmente sensación de sed. A este virus, como al de la gripe, le gusta la glucosa. El metabolismo de este azúcar favorece la replicación del virus en las células y también favorece que se produzca esa «tormenta de citoquinas» que, como ya dijimos, es lo que causa los problemas más graves de la infección. Se recomienda, por eso, tomar al menos cinco raciones al día de frutas, verduras y hortalizas en guisos que no contengan muchas grasas saturadas, de origen animal. Tienen pocas calorías y aportan hidratos de carbono complejos, no aumentan la glucosa en sangre y su fibra favorece el crecimiento de las bacterias buenas en los intestinos.

-Completar los vegetales con cereales integrales y con legumbres variadas, a ser posible en formas de guisos con pocas calorías y no abusar de las semillas como las pipas de girasol.

-Hay que consumir pescado todos los días, de preferencia pescados azules, en sus diversas formas y guisos, incluidos los enlatados y sobre todo los fermentados como las anchoas.

-Consumir diariamente y con moderación lácteos desnatados tanto en adultos como en niños.

-Evitar los alimentos y zumos procesados industriales y los lácteos y helados con frutas o aromatizantes añadidos, ya que pueden contener mucha azúcar. Es recomendable tomar al menos un yogurt natural al día.

-No abusar de las bebidas alcohólicas destiladas y consumir con moderación las bebidas fermentadas como el vino o la cerveza.

-Las infusiones, té o café, y el chocolate no son perjudiciales.

Ánimo que vamos a ir superando esta crisis. Nuestro sol y sus radiaciones ultravioleta nos van a ayudar. Solo tenemos que poner de nuestra parte el ser rigurosos en seguir las normas recomendadas para evitar el contagio.